Culto de
adoración

Todos los sábados

10:45 – 12:30

Boulevard Ribera Norte 950, Concepción

¿Por qué nos reunimos los sábados?

¿Te imaginas cómo sería tu vida si no hubiera un día para hacer una pausa y reflexionar?

Por eso, Dios creó el sábado y lo santificó como un día especial de adoración a Él, como legítimo Creador de todo lo que existe, incluyendo a cada uno de nosotros. Desde el Génesis hasta el Apocalipsis, el sábado es el reposo de las actividades rutinarias y la oportunidad de un acercamiento con el Cielo. Por esta razón, los adventistas del séptimo día realizamos un programa espiritual los sábados de mañana, que incluye la Escuela Sabática y un Culto de adoración.

El Culto de adoración del sábado es la reunión más importante de la iglesia. En él, nos reunimos semana tras semana para unirnos en la adoración a Dios con espíritu de alabanza y de agradecimiento, para oír la Palabra de Dios, para obtener fuerza y gracia para enfrentar nuestras luchas, y para conocer cuál es la voluntad de Dios para nuestras vidas.

Programa

El programa habitual del Culto de adoración incluye espacios de alabanza, oración y estudio de la Palabra de Dios.

Doxología: El programa inicia con los himnos Nos reunimos en tu santuario y A Dios, el Padre Celestial, cuyos versos dedican el culto a la Trinidad.

Invocación: El predicador realiza la oración inicial implorando la presencia y la bendición de Dios en la reunión.

Bienvenida: Se saluda a la congregación y se presenta a los invitados especiales, si los hubiera.

Probad y ved: Momento de adoración mediante diezmos y ofrendas voluntarias. Se presenta un testimonio en video y a continuación se recogen los donativos mientras se entona el himno Suenen las palabras.

Alabanza congregacional: La congregación se pone en pie para cantar un himno seleccionado, cuya letra está relacionada al tema central del programa.

Oración intercesora: Se invita a los asistentes que tienen una preocupación especial a entregarla al Señor acercándose simbólicamente a la plataforma. Mientras se canta el himno ¡Oh, Señor! al orar, la congregación se arrodilla en actitud de adoración.

Adoración infantil: Una música característica invita a los niños a acercarse a las escalinatas de la plataforma, donde reciben un mensaje preparado especialmente para ellos. Quienes aún no saben caminar pueden participar acompañados por sus padres.

Mensaje musical: Se presenta una interpretación musical inspiradora que prepara a la congregación para escuchar la Palabra de Dios.

Lectura bíblica: Se da lectura a un pasaje de las Sagradas Escrituras a partir del cuál está basado el mensaje central.

Mensaje central: Clímax del programa. El orador presenta un mensaje bíblico inspirador a la congregación.

Alabanza congregacional: La congregación se pone en pie y entona un himno seleccionado a modo de respuesta al mensaje central del programa.

Bendición: El predicador realiza una oración final, pidiendo una bendición especial por los asistentes al retirarse del templo.

Himno de salida: La congregación entona el himno Gracia, amor y comunión antes de retirarse del templo. El programa ha finalizado.

Ubicación

La Iglesia Adventista del Séptimo Día Central de Concepción se encuentra en calle Rozas Poniente, entre Av. Prat y Av. Padre Hurtado.